No hay cosa más desesperante que vivir con un enem…

No hay cosa más desesperante que vivir con un enemigo en tu propia casa.