No me puedo sacar la licuadora pentecostal de la c…

No me puedo sacar la licuadora pentecostal de la cabeza, lo que demuestra que yo tengo la cabeza llena de disparates.