La tecnología que realmente facilita la vida

Update: Este artículo fue redactado en el año 2017. Luego de terminarlo lo dejé en borrador para darle una ojeadita un poco más a fondo y nunca más lo volví a abrir. Sin embargo, 2 años después de que fue redactado, el artículo sigue siendo válido y por eso decidí publicarlo de todos modos. Aquí va de manera íntegra…

3 años han pasado desde la última vez que transmití mis pensamientos a través de este blog. Mucho ha acontecido en mi vida en ese entonces (si alguien aún no me sigue en las redes sociales entonces no se habrá enterado de que ya soy papá y estoy súper feliz por ello).

En muchas ocasiones he intentado retomar mi blog, pero simplemente surgen cosas.

Hoy se me ocurrió un tema idóneo del que quiero comentarles (y que no he visto por ahí) y no habrá mejor momento para retomar el blog que esta.

La tecnología que realmente facilita la vida

Cada año más utensilios del hogar se vuelven «inteligentes», pero esto solo significa que se conectarán a otros dispositivos y que nos permitirán hacer más cosas con menos esfuerzo.

Eso está muy bien pero también existen tecnologías, que reciben menos atención y que nos hacen la vida más cómoda sin mucho esfuerzo.

El valiosísimo real estate en la billetera de un hombre

Hace mucho tiempo que vengo pasando trabajos con mi billetera, específicamente, con la enorme cantidad de cosas que podría poner en mi billetera y que no caben, pues los bolsillos son extremadamente limitados.

Los caballeros que leen estas líneas pueden hacer el ejercicio (aunque estoy seguro de que ya lo han hecho anteriormente), saquen sus billeteras y cuenten la cantidad de ranuras que tienen disponibles para insertar tarjetas. En el mejor de los casos, tendrán alrededor de 10 bolsillos para guardar tarjetas.

Si tenemos en cuenta que de esos bolsillos hay uno que es para la cédula, otro para la licencia, otro para el seguro médico, otro para el seguro del carro, otro para la tarjeta con la cual cobramos, ya se nos fueron 5 de los 10 bolsillos con cosas que simplemente no podemos dejar fuera.

Entonces los 5 bolsillos restantes van a tener que ser usados para guardar todo lo demás que podamos usar. 5 bolsillos para guardar tarjetas adicionales de débito y/o crédito, tarjetas del súper mercado, tarjetas del gimnasio, tarjetas de descuentos, tarjetas de programas de lealtad, etc.

En fin, vamos a dejarlo en que simplemente no son suficientes. La alternativa a esto es andar con un porta tarjetas en los bolsillos que hace las funciones de una segunda billetera.

¿Soluciones tecnológicas?

Hace ya 4 años escribí sobre Samsung Wallet y cómo sería muy útil para resolver esta situación. Amandysha escribió sobre eso. El punto es que a la fecha, no conozco ni una sola entidad dominicana que me ofrezca siquiera la opción de digitalizar mis tarjetas para no necesitarlas físicas.

Cada vez que voy a La Sirena, cuando me piden mi Siremás, mi respuesta siempre es la misma «si tengo, pero no me cabe en la cartera«. Así que no la uso. Pasa igual con la membresía de PriceSmart, y con la tarjeta del Cinemas Club de Caribbean Cinemas. En fin, un millón más.

Después de que escribí sobre eso, la aplicación Wallet de Apple incluso evolucionó para permitir llevar las tarjetas de crédito y débito en nuestros celulares (protegidos con nuestra huella digital).

Usos de dicha tecnología

Cuando se usa dicha tecnología, se ahorra el tener que andar con tarjetas o pases físicos. Por ejemplo, con las aerolíneas es posible tener el ticket de abordaje en el celular y no tener que andar con el mismo de manera física.

Al poder gestionar el ticket desde el celular, me ahorro la fila para imprimirlo en la máquina, mi prechecking es más rápido y no tengo que preocuparme de tener el ticket a mano al momento de abordar.

Pero no solo esto, hasta entradas a eventos se facilitan con esta opción.

Nuevamente espero ver compañías que hagan esta simple inversión para permitir que sigamos manejándonos de forma digital y así realmente poner la tecnología a trabajar para que estemos más cómodos como se supone que debe de ser.