Cuando se escribe mucho para no publicar nada

Últimamente he estado atravesando por una situación en la que estoy seguro que muchos se han encontrado alguna vez de su vida, o en su defecto, que atravesarán en un tiempo futuro. Esa situación se llama “falta de tiempo”.

Así como lo leen, no es nada nuevo en mi pero esta vez ha sido algo extremo. Han estado sucediendo tantas cosas en mi vida en los últimos 3 meses que me han impedido realizar acciones que decidí hacer finalmente hace esa misma cantidad de tiempo.

Me pasan meses sin publicar nada en este blog, aunque eso no significa que no escriba. De hecho ahí radica mi principal problema, escribo demasiado…tengo muchos draft con ideas para posts que deseo escribir, los comienzo, algunos de ellos los avanzo muchísimo, pero por mi forma de ser no los publico hasta que no entiendo que están listos, y llega un momento en que la idea original que tenía para escribir el post desaparece y el post simplemente me parece sin sentido, así que lo borro.

Desde el año pasado quiero cambiar el diseño de este blog…quiero redefinir lo que publico aquí y darle una temática más orientada, tengo un proyecto para lanzar un nuevo blog comercial desde hace meses, ya tengo todo lo que necesito, tengo incluso los primeros 8 temas a medio escribir…y no he terminado de escribirlos por tanto no he podido lanzarlo.

Es tan difícil simplemente “terminar” las cosas. Tengo poco tiempo y estoy involucrado en tantas cosas al mismo tiempo que me cuesta demasiado enfocar mi tiempo libre en una sola de ellas, el problema es que cuando la idea original pasa de dos meses se esfuma y ya no siento ni interés, ni creatividad, ni motivación para continuarla/terminarla.

Voy a hacer un pequeño experimento…voy a organizar todas las cosas que quiero hacer en orden de más fácil a más dificil…luego de eso voy a crear una lista con eso, la colocaré en mi pizarra y dedicaré todo mi tiempo libre a terminar esas tareas…TODO mi tiempo libre. Si calculo bien en unos dos meses podré terminar todo, si me funciona publicaré aquí los resultados, aunque es probable que se vuelva obvio si todo sale como planeo.

Bueno, eso es todo, un post y una lectura sin sentido…7 párrafos y no he dicho absolutamente nada. Perdón por hacerles perder el tiempo con esta lectura.

Gracias por leerme.

  • Escuché por accidente el título de este post y sentí una gran curiosidad por leerlo. Justo termino de leer un post de un tema abstracto varios minutos despues de haber visto una película así de abstracta como “Run Lola Run” …….

    Una alternativa que he pensado a esta situación es publicar todo lo que pienso aunque esté incompleto, y modificarlo lo mínimamente necesario para que por lo menos yo entienda la idea cuando la relea en un futuro (algo asi como Linus Torvalds intentó con Linux); pero entonces de vez en cuando me siento como si estuviera repitiendo los mismos pensamientos e ideas una y otra vez.

    Este es un comentario de tres párrafos que tampoco aporta nada :'( Sería una dicha si se vuelve público.

  • Esto nos pasa a todos, la sociedad se ha vuelto tan ocupada que se olvida de las demas cosas.

    A mi me pasa por igual comienzo algo y lo dejo a mitad, luego se me olvida lo que queria trasmitir y dejo el tema arrumbado en un cuaderno, de vez en cuando me pongo a leer esos temas incompleto y me digo ya los voy a terminar pero ya no tengo mas de que hablar.

    No es de mucha ayuda lo que digo pero por lo menos es para que veas que no estas solo.

  • Lo que Gustavo describe es la contraparte del “Síndrome de la página en blanco”, que es esa opresión que a veces sentimos cuando queremos escribir algo y no brota nada en la mente. En el caso de Gustavo, quizás lo deberíamos llamar el “Síndrome del punto final escurridizo” o algo parecido.

    A mí me pasa de todo cuando me pongo a escribir. Y lo he intentado todo. Y sé que no es nada fácil, pero puedo confesar que se puede dominar el hábito.

    Te recomiendo algunas cosas para tu Síndrome del Punto Final Escurridizo.

    1. Para cada entrada, empieza diseñando un esquema de novela. Trata cada entrada como una novela de pocas palabras. Debe tener introducción, personajes, desarrollo de la trama, conclusión. Si antes de empezar a escribir defines esos puntos, tendrás el wireframe de lo que estás haciendo.

    2. Usa los Subtítulos. Los tags H1 y H2 son geniales para “finalizar” una idea e iniciar otra.

    3. No te fajes a escribir un mega post de sotopocientas palabras. Este es un consejo hipócrita viniendo de un tipo que usualmente escribe 1000 palabras por post :/ pero te aseguro que lamentablemente la gente se intimida con las entradas extensas. A mí me cuesta horrores escribir un post corto… pero mi experiencia es que los cortos son más leídos.

    4. Escribe todo lo que puedas de una sentada y pon la almohada de por medio. En la mañana, revisa y leerás tu propio post con un ojo crítico.

    5. Publica un post cada semana. Este sencillo hábito es lo que me ha resucitado en la blogósfera. El famoso “Post-a-Week” de WordPress ha sido todo un reto y lo estoy llevando. Y siento que ya no me pesa.

    Nada, ojalá que estos consejos que no copié de ninguna parte sino que provienen enteramente de mi experiencia, sean de utilidad.

    Abrazos,

    DMB

  • Muchas gracias por tus consejos Darío. La idea de crear un wireframe para cada post me va a ayudar muchísimo porque siento que así si tengo un objetivo definido antes de crear el post. Mi problema es que divago mucho cuando estoy escribiendo, trataré de ser más directo y resumido.

    De nuevo, gracias por el consejo!